INDUCCION MIOFASCIAL – TERAPIA FASCIAL

Las limitaciones del sistema miofascial (fascias) producen dolor y frenan la recuperación de la función corporal. Se considera que la inducción miofascial es el eslabón olvidado en la cadena de tratamientos efectuados por los fisioterapeutas encargados de restaurar la función y de aliviar el dolor.

La fascia es un tejido fuerte que rodea todos los componentes del cuerpo humano, permitiendo que se mantengan en la posición y funcionamiento correcto, y dando forma y portección. El recorrido de la fascia es continuo (forma una red ininterrumpida que controla todos los componentes de nuestro cuerpo), por este motivo, cualquier cambio estructural de la fascia en una determinada parte del cuerpo producirá restricciones en las partes distales. Este cambio estructural de la fascia se llama disfunción miofascial y puede producirse por una lesión, traumatismo, accidente, una caída, inmovilización, una intervención quirúrgica o una postura inadecuada.

La inducción miofascial es una técnica de evaluación y tratamiento tridimensional de los movimientos, mediante presiones sostenidas sobre el sistema fascial se eliminan sus restricciones.

Recomendaciones:
Beber litro y medio a dos litros de agua diarios durante el tratamiento miofascial.

Pampered young woman.

Physis Clinic - Fisioterapia avanzada y Osteopatia - Plaza Ebanista - 971 07 32 41 / 661 578 661 - contacto@physismanacor.com